miércoles, 20 de agosto de 2008

Ginobili quiere el podio


EFE
Foto: Cortesía de la FIBA

El escolta de la selección argentina, Manu Ginobili, dijo tras la agónica victoria de la albiceleste sobre Grecia (80-78), que ahora "hay que hacer lo que sea para subir a ese podio".

Argentina tiene por delante dos partidos, primero ante Estados Unidos en las semifinales, y luego, en función de los resultados, contra España o contra Lituania para alcanzar esa medalla, que por las palabras de Manu, será previsiblemente de bronce, porque "EEUU son muy superiores técnicamente".

"Las chances de ganarles son del 5 ó 10 por ciento, pero están ahí", dijo Ginobili, quien coincidió con su compañero de selección Pablo Prigioni, quien señaló que "EEUU esta a otro nivel".
Sin embargo, ese cruce se disputará el viernes y hasta entonces, la albiceleste quiere disfrutar de una trabajada victoria ante el subcampeón del mundo que ha servido para que el equipo, que empezó titubeante el campeonato, recupere toda su autoestima para el momento clave, cuando en juego lo que se pone son las medallas.

"Todos saben lo difícil que es para nosotros estar entre los cuatro primeros", dijo Ginobili, que mostró el orgullo que siente de jugar con el equipo nacional, un grupo que destacó como una unidad, al igual que lo hizo Carlos Delfino, la otra gran estrella de la noche con 23 puntos y porcentajes de lanzamientos de campo siempre por encima del 60 por ciento.
"Mantuvimos la cabeza fría para sacar el partido adelante", dijo Delfino, que destacó que "el que gana no es siempre el que maneja el tiempo del partido", lo que no siempre pudo hacer hoy el combinado sudamericano.

El escolta santafesino afirmó que el seleccionado argentino de básquetbol superó a Grecia en base a "coraje" y "huevos". "Lo festejamos (al triunfo) de la manera en que lo hicimos, porque al partido lo sacamos adelante con mucho huevo y coraje, como nos gusta jugar. Esto que conseguimos hoy es algo increíble", señaló Delfino.

"Ahora nos toca jugar contra el equipo más difícil, pero como decía un viejo entrenador mío: cuando vas a un boliche te motiva tratar de bailar con la más linda. Bueno, para nosotros la motivación más grande es jugar contra los Estados Unidos", concluyó el Lancha Delfino.

También mostró su satisfacción Luis Scola, desahogado tras la ajustada victoria, y aseguró que Grecia era "lo peor" que le podía tocar al seleccionado argentino de básquetbol en esa instancia, y resaltó también a Carlos Delfino como el hombre que desniveló para el campeón olímpico. "En los equipos grandes, en estos partidos siempre aparece uno y esos son los que ganan el partido", sostuvo Scola en clara referencia a Delfino, aunque también destacó a Leo Gutiérrez, quien "entró y metió un triple", y también al pivote Román González, que "entró muy concentrado".

El ala pivote de los Houston Rockets admitió que esta vez la suerte corrió del lado de Argentina, en referencia al último triple malogrado por el base Vasileios Spanoulis. "A veces la pelota rebota y va adentro, y hoy rebotó y se fue afuera, por suerte", se regocijó el jugador. Scola admitió que no hay tiempo de festejos ya que "hay que pensar en Estados Unidos", el temible rival de semis, el viernes a las 11 de la mañana hora argentina.

Por su parte, Prigioni señaló que nada tiene de extraño finales tan ajustados en partidos como este: "Cuando llegas a cuartos de final juegas contra los mejores equipos del mundo y la diferencia es mínima", aseguró. "Un detalle puede decidir un partido como este".

1 comentario:

Juan Gabriel Veiga (kolo) dijo...

felicitaciones a Santiago Lange y Carlos Espínola por el bronce en la clase tornado, son un orgullo del yachting argentino, un saludo desde bue, argentina, kolo

juan gabriel veiga (kolo)

http://kolo-sailing.blogspot.com