martes, 20 de noviembre de 2007

Aún sin el pasaje olímpico


Abelardo Oviedo, enviado especial
Foto Cortesia de la FIVB

Nagoya, Japón.- No obstante despedirse de la afición local e internacional con una convincente victoria de 3-1 ante Serbia, el equipo femenino cubano no conquistó uno de los tres boletos que concedió la X Copa Mundial de Voleibol, porque Brasil superó a Japón 3-1 (25-16,23-25, 25-18,25-18); y aunque hubiese sucedido lo contrario, en el desempate sobresaldrían las brasileñas por mejor average de puntos a favor y en contra.

El primer tren rumbo a la capital de China encendió su locomotora el pasado dos de noviembre en esta nación asiática. Se desplazó sobre los rieles especificados en la hoja de ruta durante catorce fechas y, de los doce elencos interesados, los únicos tres que lograron el derecho a abordarlo fueron Italia, Brasil y Estados Unidos.

Las auriverdes, segundas y las norteamericanas, terceras, también figuraron en el podio de premiación de la versión correspondiente al 2003. Italia accede por primera vez en la historia del certamen. Vuelve a la cima de un clásico elite después del titulo mundial alcanzado en el 2002.

Las antillanas perdieron esa opción por primera vez desde 1981, año en que la entidad internacional inició la filosofía de otorgar boletos olímpicos tras el ajetreo de esta lid cuatrienal. En el 2003 fue calificatorio para la cita olímpica Atenas 2004, pero las caribeñas fueron relegadas por Estados Unidos en el torneo regional y no asistieron. Luego del quehacer ante las serbias las antillanas acumulan 49 victorias en el clásico; y esa cifra constituye una plusmarca.

Para llegar a ese escalón debieron hacer como una orquesta bien afinada porque las europeas ya dejaron de ser una amenaza para ser un rival de consideración. Ellas probaron tempranamente la calidad de la ofensiva caribeña mediante un bloqueo adecuado; asimismo, constantemente les propusieron responder a diferentes variantes y ritmos de ataque.
Esa estrategia proporcionó a las alumnas de Zoran Terzic dominar el parcial y reducir una desventaja en el segundo; y provocar cierto optimismo entre sus parciales reunidos en la polideportiva Nippon Gaishi: Cuba 23-Serbia 25; Cuba 25-Serbia 22 puntos. La tirantez por tomar la iniciativa en el encuentro perduró. Las caribeñas se multiplicaron en varias ocasiones y se adjudicaron el tercer segmento por 25-20. Siguieron en la misma cuerda táctica (defender hasta lo imposible) y enseguida se adueñaron del pizarrón: 14-9 en el cuarto período. Pero como dejaron brechas en el bloqueo, el recibo y algunos remates descendieron fuera de los límites de la cancha, permitieron la igualada a 16 unidades. Recobraron la postura y sobresalieron por 25-22 puntos.

Después de concluidas las hostilidades, el entrenador cubano, Antonio Perdomo, sentenció: “Fue un partido fuerte. Los dos equipos son muy luchadores. Serbia dominó cuando falló nuestra recepción, nuestro punto débil, porque tuvieron muy buen saque y poseen un bloqueo alto, muy difícil de vulnerar. Al final impusimos nuestra filosofía de juego.
“Aunque no pudimos clasificar para los Juegos Olímpicos, un cuarto puesto es meritorio.”
Su colega serbio apostilló: “No es lo mismo ser cuarto que quinto lugar. Cuando has perdido tus opciones de éxito, es normal que juegues por debajo de tus posibilidades. Cuba jugó con mas deseos y precisión.”

!Forza Azzurre!

El cotejo entre la escuadra azurra y la formación estadounidense regaló muchos matices. Tan pronto se iniciaron las acciones emergieron dos vertientes. Italia: terminar invicto, Estados Unidos: manchar al campeón. Prevaleció la vertiente europea por 3-0 (25-20, 25-18, 27-25 sets. Italia funcionó como una reloj en los momentos delicados del intercambio y, luego, fue soberano el escándalo de los colegas italianos por el festejo. !Forza Azzurre!

Massimo Babolini se convirtio en el segundo entrenador que llega a la cuspide con Italia. El primero fue Marco Bonitta, en el 2002, actual entrenador de Polonia. El siguió en complicidad con la humildad en el encuentro con los periodistas: “Solo puede decirle que estoy muy muy feliz. Fue bueno gana el último partido porque constituye un gran resultado. Es un buen regalo para nosotros en esta agradable temporada. He trabajado duro y la fortuna me ha correspondido. Ya pienso en la venidera campaña, pues será muy dura.”

Según los analistas, las azurri ahora marcan cierta distancia con respecto a los demás competidores; y aseguran que se aproxima una era similar a la de los varones de aquella nación en la década de los años 80.

Andrea Zorzi, el otrora estrella de aquella formación, es uno de los reporteros del Gazzetta dello Sport presentes aquí, y dijo: “Este equipo tiene bastante atletas de buen nivel. Hoy algunas son estrellas de primer nivel mas, lo importante es que tiene una base sólida y ello es importante para el futuro. Ese grupo no solo cuenta con una jugadora.

“Ze Roberto, el técnico de Brasil, dijo que la única diferencia del anterior Italia con el actual es la presencia de la nacionalizada Taimarys Agüero. Barbolini le respondio que Italia ha ganado desafíos cuando Taimarys no ha jugado de manera espectacular. Es cierto que cuando ella lo hace a gran nivel Italia es una gran selección.”

Samba convincente

Además de la clave del son, los nipones también escucharon la de la samba en el recinto con capacidad para 8 mil personas. Brasil desbordó el persistente muro que edifica la defensa japonesa por 3-1 sets y ese triunfo las trasladó al segundo escalón de la clasificación general por mejor promedio de puntos a favor y en contra que las norteamericanas.

Trascendencias

Algunos hechos delinearon al evento. Brasil cedió ante Italia 0-3 sets y para muchos ese resultado fue inesperado. Tras los avatares el estratega sudamericano acudió a la conferencia de prensa con todas las jugadoras. Las especulaciones sobre el hecho llegaron al cosmo.
Al día siguiente batieron a Serbia 3-0 parciales. Sus críticos hicieron mutis cuando lo vieron de nuevo en el recinto. “Ayer traje a todas las jugadoras a este intercambio con la prensa, porque queria que ellas recordaran la responsabilidad que afrontamos.”

En esta afamada ciudad empezaron otras nuevas historias de la disciplina. En la jornada nueve se midieron Kenya y Tailandia y el debate finalizo 3-2 favorable a las asiáticas. Así estas alcanzaron su primer triunfo y la africanas lograron la sonrisa -por primera vez- en un set. Ese acontecer posibilitó que ambas escuadras –las de mas bajo nivel competitivo- figuraran también entre las que buscaron sobresalir en el extremo limite del juego.

No hay comentarios: